Amphenol: evite la sobretensión en la red con las medidas adecuadas

La tecnología evita sobrecargas en las tormentas.

Amphenol es uno de los fabricantes de productos de interconexión destacados en el mundo, especializándose en el diseño, manufactura y comercialización de sistemas de interconexión.

Este artículo fue escrito por Greg Worthman, director de gestión de productos: componentes de RF y carcasas de OSP, Amphenol Broadband Solutions

Cuando se acerca la temporada de tormentas, recordamos los posibles efectos en nuestras redes. Si bien los relámpagos no son la única fuente de sobretensiones que pueden dañar los equipos del cliente, están entre las más impredecibles.

Preparar una red para que resista sobretensiones y proteger los activos vitales de la empresa y los clientes es una parte importante del proceso de planificación de la red.

Casa conectada

La Internet de las cosas (IoT) ha hecho que aumente de manera exponencial la cantidad de dispositivos conectados en un hogar típico. Agregue a esto, dispositivos de seguridad para el hogar como cerraduras electrónicas y cámaras, así como sistemas de administración del hogar cada vez más populares, electrodomésticos conectados y más.

Cada uno de estos dispositivos es vulnerable a sobretensiones producidas por acontecimientos eléctricos. Dicha corriente puede ingresar al hogar a través de diversas rutas conductoras, incluida la televisión por cable (CATV). A menudo, las sobrecargas eléctricas son el resultado de acontecimientos que se producen durante el mal clima.

Los relámpagos se producen en América del Norte y del Sur. Los impactos eléctricos de las tormentas varían desde unos pocos voltios hasta 100,000 voltios o más, lo que establece un potencial de fuentes de ignición de puntos de arco eléctrico e incendios arquitectónicos relacionados. Obviamente, proteger las instalaciones contra el ingreso de estas descargas protegerá los equipos eléctricos sensibles, la estructura en sí y podría, incluso, salvar vidas.

Por supuesto, los relámpagos son solo una de las fuentes de sobretensiones posiblemente dañinas. Las líneas eléctricas que no se han instalado ni mantenido correctamente presentan otra amenaza que puede causar condiciones peligrosas. Este tipo de situaciones se pueden producir en entornos rurales, pero también se pueden encontrar en las redes de proveedores más grandes. Durante la planificación y la instalación de las redes de comunicaciones, debe considerarse la protección contra el peligro de las líneas eléctricas y amenazas similares.

Si tenemos en cuenta que tanto el cable coaxial de la CATV como las líneas de alimentación de CA están expuestos a las descargas eléctricas causadas por los relámpagos, y que los niveles de sobretensión son impredecibles, los aisladores son una barrera lógica para proteger contra el paso de corriente a las instalaciones del suscriptor. Los aisladores protegen a las personas, la propiedad y el equipo del proveedor contra daños o perjuicios, al tiempo que mantienen el nivel de rendimiento de RF exigido por el proveedor de servicios. Dicha protección tiene un rol importante en la reducción de los costos de reemplazo de los equipos en las instalaciones del cliente (CPE).

La mejor manera de proteger las redes incluye una serie de medidas preventivas en toda la planta de cables, incluida la unión, la conexión a tierra, la alimentación y el hardware de aislamiento. Cuando considere las instalaciones del cliente, tenga en cuenta que los aisladores evitan que las líneas de CATV pasen corriente. El diseño ideal de un aislador incorpora un circuito abierto en las frecuencias bajas de CC a 60 Hz, lo que garantiza la seguridad y, al mismo tiempo, proporciona un cortocircuito en todo el rango de frecuencias de la CATV, de 5 a 1000 MHz, para asegurar la eficacia de la detección de RF. Los aisladores también pueden prevenir un cortocircuito a tierra si los cables de CA domésticos están invertidos.

Afortunadamente, a lo largo de los años, se han incorporado muchas investigaciones y prácticas recomendadas a los estándares desarrollados en torno a la protección contra sobretensiones. Muchas empresas de telecomunicaciones prefieren el estándar ANSI/IEEE C62.41 sobre “Prácticas recomendadas para sobretensiones en circuitos de alimentación de CA de bajo voltaje”, que identifica específicamente los niveles de sobretensión y establece los parámetros de protección necesarios contra sobretensiones para lograr la mayor capacidad de supervivencia del equipo de telecomunicaciones. Dichos documentos pueden ser una excelente fuente de información y pueden ayudar a identificar los productos adecuados para implementar una protección contra sobretensiones.

Please follow and like us:
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
Instagram

Otras Noticias